jueves, 24 de enero de 2008


Pobreza.

2 comentarios:

Ramon Portillo dijo...

Por cierto, ¿de dónde son tus pobres?

Realmente estos dos son ricos, porque la juventud no tiene precio...

Saludos.

XuanRata dijo...

Me gusta el gesto de los niños, los dos tan juntos y mirando en la misma dirección, y esa mano haciendo de visera que nos oculta unos ojos que seguro serán azules y claros. Yo centraría el encuadre en los niños y suprimiría el resto. Con pobreza o sin ella los niños siempre son niños y parecen a punto de escapar de la realidad a veces dura que les rodea.