jueves, 24 de enero de 2008


2 comentarios:

Ramon Portillo dijo...

En estos días en los que nada es auténtico, ¿cómo podemos distinguir la pobreza de un medio de supervivencia?

Curioso sentimiento el que nos recorre cuando en la calle vemos a alguien pidiendo.

Saludos.

JOSÉ NEVES dijo...

Uma pura imagem de fotojornalismo, gostei.

Saludos